top of page
  • Foto del escritorLeticia Brando

La independencia afectiva: síntoma de nuestra cultura

“Cuando llegue el momento, el amor y la muerte caerán sobre nosotros, a pesar de que no tenemos ni un indicio de cuándo llegará ese momento. Sea cuando fuere, nos tomarán desprevenidos”.

ZYGMUNT BAUMAN, Amor líquido. Acerca de la fragilidad de los vínculos humanos




Dado que este año en el X CALM 2023 trataremos la influencia de la familia en la autoestima y liderazgo, me parece importante compartir la introducción de mi libro "Las mujeres y los hombres que no aman demasiado" donde profundizo en esta independencia afectiva que surgió a comienzos del siglo XXI en relación con la pareja. Si pensamos que se le suele endilgar a la pareja como la base fundadora de la familia, sería bueno revisar cuáles son nuestras elecciones amatorias. Paso a compartir extracto del libro, que se publicó en 2009 y me dio muchas satisfacciones porque de ese libro surgió el documental de amor "Ni contigo ni sin ti pero a solas conmigo" y fue el indicio del programa Ruta Feliz.


Durante mucho tiempo hemos estado los dos géneros observándonos y sorprendiéndonos de las diferencias. La madre casta y protectora figura en el estandarte de nuestro paradigma cultural del “ser mujer”. El padre protector, proveedor y autoritario se ha impuesto como modelo del “ser hombre” durante siglos.


Aún a comienzos del siglo XXI cuesta encontrar a alguien que no crea en una mujer como un ser dulce, sensible, que escucha, da vida, alimenta y protege. Al mismo tiempo, en la actualidad, las palabras que suelen endilgarse al ser femenino se asocian con la independencia, autonomía, libertad y goce de la sexualidad y este léxico entra en

contradicción con la noción más tradicional y conservadora de lo que implica ser mujer. Como así también el paradigma masculino suma otras palabras además de paternidad, autoridad, unidimensionalidad, fuerza y protección. Ahora también los hombres detentan palabras como sensibilidad, afectividad, ternura y vulnerabilidad.


Pero se sabe que más allá de las palabras, las acciones son los determinantes principales del peso o ligereza de un discurso. En tiempos complejos, las palabras se contradicen con los hechos y esa mujer que se declara independiente no evita expresar cierta perplejidad ante la escasez de hombres atentos y protectores. Del mismo modo, esa declaración masculina que celebra la autonomía femenina colisiona con ese mismo deseo del hombre por encontrar una mujer que no oculte cierta fragilidad.


Este libro surge con la intención de ahondar en estas contradicciones. ¿Cuál es la causa de que una mujer independiente y autónoma, que gana su propio dinero tenga molestias cuando un hombre no le invita en su primera cita? ¿Por qué un hombre, aparentemente feliz por la evolución de los géneros, al mismo tiempo se resiste y teme a esta mujer segura y resolutiva? ¿Qué provoca que un soltero exprese felicidad de su estado y al mismo tiempo sienta cierta incomodidad ante la ausencia de pareja?


Para indagar en este desencuentro, este libro ha tomado como fuente principal una encuesta de cuarenta y un preguntas, que se ha administrado entre los años 2006 a 2008 a cincuenta hombres y cincuenta mujeres, residentes en Argentina, España, Estados Unidos, México y Uruguay. Esta indagación en la sensibilidad de personas de diferentes culturas se hizo con la intención de reflexionar sobre las diferencias y similitudes en un tema tan complejo como el amor y sus vericuetos. Las encuestas fueron administradas de forma online a personas con edades comprendidas entre los veinticuatro y los cuarenta y cinco años. También se buscó el testimonio de personas casadas, viudas y con pareja estable en edades comprendidas entre los treinta a sesenta años. Para estos casos, se recurrió a la metodología de la entrevista personal.


Sin la intención de ser un estudio sociológico con un enfoque cuantitativo, este ensayo se centra en los factores cualitativos del desencuentro. Tanto en las encuestas como en las entrevistas, no se buscó una muestra representativa con un porcentaje estadístico cerrado sino más bien, con las respuestas y sus vivencias sobre al amor y la soltería, buscamos que los hombres y las mujeres expliquen de algún modo el desencuentro y aquellos que han podido encontrarse, expliquen las pistas para construir cada día un nuevo mapa del amor y las relaciones.


Pese a este énfasis en los aspectos cualitativos, para abordar el desencuentro y la tensión entre géneros, fue imprescindible tener en cuenta datos numéricos como el crecimiento estadístico de la población single. Según cálculos estimativos de PARSHIP, agencia online de búsqueda de pareja, hay más de 7.5 millones de solteros en España de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística del año 2001. Si a esto sumamos la sensación térmica que marcan los tiempos sociales, posiblemente en la segunda década del siglo XXI, los datos se acrecienten. En cuanto a Europa, las estimaciones más recientes hacen una previsión aproximada de 44 millones de singles. En uno de los últimos estudios sobre solteros y no solteros realizados en Europa (“II Estudio Europeo PARSHIP sobre solteros y no solteros 2008”, realizado por Innofact en octubre de 2007 y publicado en enero 2008) se encuestó a más de 13.000 personas de 13 países de Europa Occidental. Con edades comprendidas entre los 18 y los 59 años, este estudio concluyó que el 24% de los singles europeos no ha tenido ni una relación seria en su vida, aunque la gran mayoría (58%) ha vivido entre una y tres historias de amor. En lo que a España se refiere, tan sólo un 9% de los solteros españoles se declara muy feliz con su soltería. La gran mayoría de los singles están a disgusto por no tener pareja: un 57% se declara insatisfecho, muy insatisfecho o indiferente.

Además de tener en cuenta los resultados estadísticos de estos estudios, en este libro se indagó en la vida sentimental de los encuestados y los entrevistados. El objetivo principal fue escuchar la voz de los llamados “singles” o “nuevos solteros” o bien personas sin pareja estable en torno a temas como su vida sentimental, su pasado amoroso, su perspectiva actual sobre el amor. Entre los temas que se investigó fue sobre su posición frente a esta exacerbación de la sexualidad, su goce de la independencia, su perspectiva ante los cambios de roles de los géneros y su deseo o rechazo de formar nuevamente una pareja.


Teniendo en cuenta mi profesión de psicóloga y periodista, éste es un libro con más estilo periodístico que sociológico y con más tintes psicológicos que matemáticos.


Contrariamente a "Las mujeres que aman demasiado", el bestseller de Robin Norwood, este libro no busca ahondar en la adicción afectiva sino meramente en las razones que provocan que un hombre y una mujer eviten depender afectivamente de alguien. Algunos dirán que ya era hora de que los dos géneros aprendieran a ser independientes el uno del otro. Pero cuando se observa malestar ante esa imposibilidad de establecer vínculos estables, parece que la autonomía no connota necesariamente placer y felicidad.

¿Qué es lo que ha provocado que los hombres pierdan el deseo cuando antes debían cumplir su rol como abastecedores del placer? ¿Qué es lo que hace que esta mujer liberal y autónoma sienta que necesita un hombre protector y benefactor? ¿Qué es lo que provoca que las relaciones duren períodos cortos de tiempo? ¿La familia como institución resulta una utopía en los tiempos del móvil y Facebook?


Partiendo de esta ambivalencia y de estas preguntas que nos permiten trazar el perfil sociodemográfico de estos hombres y mujeres se pretende abrir el campo para investigar a estos hombres y mujeres que al menos, desde la superficie, no se atreven a amar demasiado.


Por todo esto, el 13 de febrero de 2023 vamos a hablar con Antoni Bolinches, uno de los ponentes del décimo CALM y hablaremos de pareja y cómo construir un amor sano. Te puedes registrar gratis aquí




19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page